FORMACION

Nos iniciamos en la agricultura en casa

A raíz de los acontecimientos convulsos del COVIT-19, nos hemos dado cuenta de la importancia del sector primario, la agricultura y la ganadería nos hemos acordado de ellos. En el caso de la agricultura hemos pasado a trasladarla al interior de nuestros hogares, con mayor o menor fortuna. Lo que tenemos muy claro en el caso de cualquier tipo de cultivo es que deberemos de disponer de un buen sustrato (podríamos hablar en otra entrada de los cultivos hidropónicos, pero eso ya es otras historia) y si podemos quererlo para producir alimentos lo ideal es que se refuerce mediante un buen abono organico ecologico como los que podemos conseguir fácilmente. Para comer siempre lo mejor.

Los cultivos  de pequeños huertos urbanos se han popularizado en los últimos años, prácticamente cualquier rincón de nuestra ciudad se puede convertir en una pequeña huerta, un pequeño vergel donde ver crecer nuestras frutas, verduras y hortalizas. Así como en los jardines de las casas podemos aprovechar para tener vegetales frescos de una manera mucho más sencilla de lo que podamos pensar, lo único que necesitamos es un lugar, un poco de tiempo y … cariño para mantener el cultivo de manera óptima.

Dentro de los diversos tipos de cultivos que podemos tener y siempre buscando los más sencillos para iniciarnos os dejamos algunos consejos fáciles para que logremos el éxito en nuestra entrada en la agricultura.

Un clásico de cuando nos iniciamos, además de muy aconsejable, son las plantas aromáticas, entre ellas la Albahaca o la menta destacan por su facilidad de crecimiento en espacios pequeños, además que tenemos sus beneficios varios. El caso de la albahaca es destacable porque ahuyenta los mosquitos.

Ajos y cebollas, os sorprenderéis lo sencillo que son de cultivar, por eso precisamente suelen ser los típicos proyectos escolares. Una pequeña capa  mantillo para que la tierra se asiente y unos dientes de ajo nos harán tener ajos frescos en una simple jardinera. Se suelen plantar en fila separadas entre sí para que las puntas sobresalgan por encima del mantillo. Su mejor época es la primavera para el plantado.

Con zanahorias y tomates hay que ser más pacientes, sobre todo en el caso de la zanahoria ya que su crecimiento es muy lento. Os recomiendo que la tierra esté siempre húmeda y que la luz sea siempre directa. En el caso de los tomates os recomiendo que lo reguéis un par de veces al día para que el cultivo prospere.

¿Os animáis?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar