Gran Canaria única

por | 20 marzo, 2017

Un lugar para vivir en la tierra donde el Sol se acuesta tarde y las temperaturas son benignas siempre, una manera de vivir idónea para la gran mayoría. Por eso las llamadas islas afortunadas son uno de los paraísos en la tierra que tanto nos gusta a todos, por eso es normal que la gente que la visitamos acabemos con una casa o bungalows gran canaria .
Dentro de las Islas Canarias, la isla de Gran Canaria es una pequeña gran desconocida, sobre todo por su turismo interior, sus gentes y su gastronomía única que hacen que, una vez la conozcamos, queramos volver siempre a ella una y otra vez.
Una de las “rarezas” de Gran Canaria es que es la única zona de España donde se cultiva café, se trajo primero a Tenerife, pero en la actualidad solamente se da en al valle de Agaete.
Otra de esas peculiaridades es la declaración, en el año 2005, de la isla como RESERVA DE LA BIOSFERA, protegiendo prácticamente el 46% de su territorio. El mismísimo almirante Cristobal Colón hizo parada en Gran Canaria en su viaje hacia las indias, lógico … ¿Dónde iba a detenerse en su tránsito si no?
En la población de Ingenio se produce el vodka más puro del mundo, Blat es la marca de dicho vodka y todo lo relacionado con el método de su pureza es un secreto, imprescindible la visita a la fábrica, aunque no nos cuenten el secreto.
Todos conocemos, o hemos oído hablar de sus playas, pero ¿Sabías que la playa de las Canteras está considerada una de las mejores del mundo? Se trata en la categoría de playas urbanas.
El deporte es algo que se vive en Gran Canaria, pero un dato curioso es que El Real Club de Golf de Las Palmas fue el primer club de golf de toda España en 1891, fue traido por unos ingleses que vinieron a Canarias en esas épocas.
Hablas de Gran Canaria es hablar de gastronomía, sencilla pero de gran valor. Desde unas simples aceitunas, que se conserva en salmuera hasta el momento de consumirlo, cuando se le hace un mojo en el que no es conveniente guardarlo muchos días. El chorizo de Teror, el Mejunje que está considerado como un producto típico del pueblo de Santa Lucía y suele definirse como una bebida hecha con ron a la que se le añade azúcar o miel, hierbaluisa, cañalimón, canela en rama, cáscara de limón y unos granos de café. La miel de abeja que tiene ese sabor tan isleño y como no, los Mojos, salsas preparadas con sencillos ingredientes como ajo, pimienta roja, sal, comino, cilantro, aceite, vinagre, etc
¿Te vienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *